como detectar cancer ovario

Es habitual que el cáncer de ovario se diagnostique en una etapa más avanzada debido a que la paciente acude al médico cuando ya presenta algún síntoma común, de los cuales destacamos los siguientes:

Alrededor del 20% de los casos de cáncer de ovario se diagnostican en una etapa temprana

  • Presión y/o dolor en el abdomen o pelvis
  • Inflamación del abdomen
  • Dificultad para comer o sensación de estar llena rápidamente
  • Náuseas, indigestión, gas, estreñimiento o diarrea
  • Sentirse cansada todo el tiempo
  • Orinar con mucha frecuencia
  • Sangrado vaginal inusual en periodos copiosos o después de la menopausia

Y, ¿cómo se diagnostica?:

Son varios los mecanismos que se pueden utilizar para detectar el cáncer de ovario, pero en este post haremos un repaso sobre los estudios de imágenes más comunes que se suelen utilizar para ello según la American Cancer Society, ¡ahí van!:

Ecografía:

Esta prueba imagenológica es, en muchos casos, el primer estudio que se realiza si se sospecha de la existencia de un problema en el ovario: es útil para determinar si se trata de tumor o un quiste lleno de líquido, así como también ayuda a determinar el tamaño y la apariencia de los ovarios.

Tomografía computarizada (TC):

Una TC no muestra tumores ováricos pequeños, pero sí aquellos que están creciendo hacia las estructuras cercanas. Asimismo, la TC es capaz de encontrar ganglios linfáticos agrandados, signos de propagación del cáncer al hígado o a otros órganos, o signos de que un tumor ovárico está afectando los riñones o vejiga.

Resonancia magnética (RM):

La RM no se utiliza con frecuencia para detectar el cáncer de ovario (se utiliza más para examinar el cerebro y la médula espinal), pero si permite a los médicos confirmar si existe alguna masa pélvica (tumor). Además, con la RM se pueden producir imágenes detalladas del útero, los ganglios linfáticos, y otros tejidos en el abdomen y la pelvis.

Además, otros exámenes que puede requerir el médico para la detección del cáncer de ovario, son:

  • Prueba de sangre CA-125: esta prueba se realiza para conocer los niveles de CA-125 (una proteína que se encuentra en la sangre), con lo que se concluye que: las mujeres con cáncer de ovarios suelen tener los niveles de esta proteína más elevados.
  • Realizar una biopsia: analizar con microscopio una muestra de la masa es la manera más efectiva de determinar con seguridad si existe tumor o no. Además, en aquellas pacientes que tienen acumulado líquido dentro del abdomen, también se pueden usar las muestras de líquido para diagnosticar dicho tumor.
  • Laparoscopia: esta prueba permite la visualización de los órganos para ayudar a los médicos a planear tratamientos o la cirugía pertinente, así como a confirmar la etapa y extensión del tumor.

En definitiva…

Los médicos profesionales siempre aconsejan apostar por la prevención y realizar de forma periódica exámenes médicos rutinarios para detectar el cáncer de ovario en las etapas más tempranas, sobre todo si existen antecedentes familiares con patologías de este carácter: según la World Ovarian Cancer Day entre el 15 y el 20 por ciento de los casos de cáncer de ovario diagnosticados en el mundo tienen un historial familiar.

Solicítenos la DEMO para conocer sin compromiso el funcionamiento de nuestra plataforma de teleradiología

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *